Alberto Lafuente Ruiz

En la pequeña aldea de “coloralia” habitaban unos seres curiosos que atraían a los vecinos de todos los pueblos cercanos. En ella vivían pequeños monstruos con un cuerpo peludo de color azul y amarillo, como cuando el sol brilla en el cielo sobre una playa al amanecer.
Monstrui tenía 4 años, tenía un pelo suave y con rizos y en él se mezclaban los colores amarillo y azul de manera tan brillante, que era uno de los niños más guapos de la aldea.

 

Descarga el libro en tu Tablet>